Néstor Camarillo abre posibilidad de reelegirse como dirigente estatal del PRI

32
Foto: Es Imagen

El dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Puebla, Néstor Camarillo Medina, abrió la posibilidad de reelegirse en el cargo hasta el año 2029, luego de las reformas a los estatutos internos que aprobó la Asamblea Nacional el domingo pasado.

En conferencia de prensa, el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) pidió que no lo apunten ni lo descarten para buscar nuevamente la dirigencia, una vez que quitaron el candidato para permitir la reelección al interior del partido tricolor.

Apuntó que la decisión final la tomará cuando se acerque el proceso de renovación del partido en septiembre del 2025, cuando termine su periodo de cuatro años como dirigente, por lo que consideró prematuro confirmar si buscaría, o no, alagar su permanencia en el cargo.

“Yo esperaría a que concluya mi dirigencia y de ahí vamos a partir. No te quiero decir que no, tampoco te quiero decir que sí, lo único que quiero decir es que voy a trabajar y donde la dirigencia nacional diga, ahí voy a estar”, comentó este martes.

Agregó que existen otros perfiles valiosos que podrían encabezar al PRI a nivel estatal, por lo que también está en disposición de dejar la dirigencia en caso de que así se lo soliciten desde el Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

A la par, respaldó las reformas que se aprobaron en la Asamblea Nacional para garantizar la posible reelección de ‘Alito’ Moreno hasta el 2032, pues descartó que exista riesgo de que el PRI se extinga en próximas elecciones.

Rompe Néstor Camarillo con el PAN

En otro tema, el líder estatal del PRI expresó su arrepentimiento por haberse aliado con el Partido Acción Nacional (PAN) en el reciente proceso electoral, al reprochar que los candidatos panistas se negaron a hacer campaña con los colores del tricolor.

En ese sentido, sentenció que no está interesado en volver a aliarse con partidos que no valoran el capital político del tricolor ni los votos que les aportan, pues aseguró que, a pesar de la derrota que sufrieron el 2 de junio, consiguieron más de 300 mil votos.

“Yo no quiero otra alianza donde tengan que esconder el logo del PRI, yo no quiero otra alianza donde no quieran portar los colores de mi partido, yo no estoy dispuesto, pero hay que analizarlo con los priistas, ellos tomarán la mejor decisión”, expresó.

Editor: Renato León Aranda

Te recomendamos: