A tragar sapos…

43
marchas
Foto: Especial

Bien reza el dicho: “La política es el arte de tragar sapos sin hacer caras” y sobran ejemplos en este casi extinto 2023.

Primero, el “perro oso” que protagonizó Movimiento Ciudadano (MC) que este lunes realizará una sesión extraordinaria para redireccionar la ruta electoral de 2024, tras la vergonzosa retirada de Samuel García de la contienda presidencial.

El viernes por la noche, en entrevista con el periodista José Cárdenas, Dante Delgado sostenía que Samuel seguiría el día sábado su gira como precandidato en el Bajío –atribuyendo el embrollo legal a la mezquindad del PRIAN para operar contra su candidato–.

¡Vaya sorpresa!, la declinación antes de la medianoche. Lo cierto es que su inmadurez y mentiras pusieron a Nuevo León en una crisis de gobernabilidad.

Es un secreto a voces que el gobernador tuvo miedo de ser fiscalizado por el encargado de despacho nombrado por el Congreso, es decir, sus enemigos políticos.

A estas alturas se ve difícil que MC encuentre a un candidato presidencial que pueda sumarle a la votación final, sobre todo cuando Dante atropelló los derechos políticos de la senadora Indira Kempis que pedía selección democrática. No obstante, habrá algún “tonto útil” que acepte ser el sustituto.

Sobra decir que en este “México Mágico” los memes han sido creativos, pero ácidos, al referir que Marcelo Ebrard podría ser la joya que pueda presumir Dante Delegado para callar las carcajadas de sus adversarios y de la sociedad en general.

Yo creo que si el ex canciller guarda tantita dignidad tendría que decir: ¡No, muchas gracias!, porque hoy el chiste se cuenta solo en Movimiento Ciudadano.

Ah, pero si algo faltaba era escuchar a Samuel hablar del 2030.

Es muy probable que para ese año, Luis Donaldo Colosio Riojas será el enemigo a vencer en la interna, quien actualmente echa mano de un equipo de asesores de talla internacional para acelerar su formación política, bajo la guía del ex dirigente perredista Agustín Bassave, a quien considera como un padre

En resumen, la soberbia de Dante Delgado está dañando a su propio partido. Vendió caro su amor y el costo es arrancar con las manos vacías la contienda presidencial cuando a estas alturas ya hay dos mujeres encarreradas, eso sí, una más que otra.

Otro chiste que se cuenta solo…

Un personaje político que intenta caer de pie al saltar del PAN a Morena es el ex gobernador de Chihuahua, Javier Corral, quien apareció en el equipo de Claudia Sheinbaum.

Que rápido olvidaron unos y otros cuando Corral advertía que AMLO no iba a someterlo, lo acusaba de ruin y vulgar en la intromisión de la federación en problemas estatales así como el abandono de la mesa de seguridad pública. Vaya desmemoria.

Me convenzo cada vez más que la columna vertebral de la política mexicana está básicamente construida por chapulines, hipocresía y amnesia.

Ellos justificarán su incongruencia encontrando mil excusas porque se han especializado en la mentira descarada, pero afortunadamente muchos ciudadanos dejaron de chuparse el dedo.

Por Paty Estrada