Presidencia Imparable

199

«Siete de cada diez poblanos nos sentimos inseguros, eso en la cuarta ciudad más importante de México no es correcto»
Pepe Chedraui

En esta columna lo adelantamos antes que nadie, y este fin de semana la proyección terminó siendo noticia: Pepe Chedraui se convirtió en el abanderado de la coalición ‘Sigamos haciendo Historia’ a la Presidencia Municipal de Puebla.

¿Qué les espera a los impolutos fundadores de Morena? No mucho en realidad, pero al menos aprendieron una dura lección: el hecho de que hayan creado un partido no convierte al mismo en una extensión de su patrimonio familiar. El sistema democrático es un sistema de competitividad, no es una estructura de castas ideológicas, y mucho menos una red de amagos parentales; lo que quiere decir que no importa de dónde viene un personaje, sino hasta donde puede llegar el partido con la marca personal de un solo hombre.

Tengo que decirlo con todas sus letras: Mario Riestra no tiene posibilidades reales frente a Pepe Chedraui. Y aunque el panista será cobijado por su coalición, y por las redes clientelares de ‘la ciudad de 10’; el candidato morenista, a lo largo de su trayectoria pública, ha construido una red propia que ha llegado a sitios donde los servicios públicos del ayuntamiento ni siquiera se han acercado.

Lo escribí en mi columna publicada desde el pasado 28 de noviembre:

«El principal baluarte de Chedraui: lejos de situarse en quién es él; radica en lo que ha hecho en los últimos meses en las calles de Puebla. Su “Ciudad imparable” es ‘una bofetada con guante blanco’ a “la Ciudad de 10” del perfil opositor más temido por Morena en Puebla. Cada espacio público intervenido por su fundación muestra las limitaciones de una administración que no ha llegado a todos los sectores sociales, y mucho menos a todas las colonias; desde luego a causa de una asfixia presupuestal inteligentemente dirigida por la Federación hacia la administración de la capital, pero el electorado promedio no llega a conclusiones tan elaboradas».

«¿Quién de los aspirantes a la candidatura de Morena por la alcaldía de Puebla puede, efectivamente, garantizar la incomodidad del candidato opositor a la gubernatura de Puebla? Ahí está el principal activo electoral del empresario. ¿Tendrá Morena la suficiente humildad para reconocer que, a lo largo de un sexenio, ninguno de sus cuadros pudo conseguir tal efecto? Irremediablemente lo sabremos».

Han pasado casi tres meses desde entonces y la respuesta es clara y contundente. ¿Será Pepe Chedraui el próximo presidente municipal de Puebla? Prácticamente es un hecho.

Por Enrique Huerta