Madre denuncia abuso sexual contra su hija

115
Foto: EsImagen

Rocío Macías Salas denunció que el 9 de febrero un grupo de 15 personas entró a su casa sin ningún documento y se llevó con violencia a su hija Carolina de 8 años de edad, quien señaló a su padre César N. por violencia sexual hace años, y aun así le dieron la guardia y custodia de la menor.

En conferencia de prensa, relató que el juez Julio Barra la acusó de alienación parental y de ser un peligro para la menor, sin tomar en cuenta el relato de la niña y su deseo de no convivir con su padre, a quien ha visto en un Centro de Convivencia Familiar (Cecofam) por órdenes de él.

Rocío compartió que, al conocer la decisión del juez, no se negó a entregarla, sólo pidió hacerlo de manera gradual y de forma que no afectaran a la menor ya que no había convivido por cinco años con su padre, lo cual no sucedió al considerar que se la llevaron como una delincuente.

Hasta este domingo 11 de enero, desconocía el paradero de su hija, por lo que pidió a las autoridades revisar su caso, ya que consideró hay una serie de anomalías en el proceso.

“A mí hija se la llevaron como si fuera una delincuente, mi hija siempre duerme con este peluche, no importa la hora, me dice que quiere dormir con conejita, en los videos le pide que la dejen entrar a mi cuarto por su peluche (…) ¿Qué delito cometió mi hija para que se la llevaran así?”, expresó.

Su asesora legal, Rocío Macías Salas, afirmó que entre éstas se encuentra que no se juzgó con perspectiva de la niñez, por lo que se violentaron los derechos de Carolina, a quien en el proceso de denuncia de violencia sexual le hicieron pruebas como si se tratara de una adulta y se desestimó su versión de la agresión.

Por tanto, pidió una sanción a las autoridades que llegaron de esta forma a la casa de Rocío y se llevaron de una forma tan violenta a la menor, sin permitirle recoger sus cosas, entre ellos un peluche con el que duerme y un suéter.

La madre de la menor agregó que en visitas con el padre de la pequeña en el Cecofam, le dijeron que César pasaba horas con las psicólogas del lugar, quienes han omitido en sus reportes la reacción de la menor, además que no cumple con los protocolos para ingresar.

Aída Zenteno vocera del Frente Nacional contra Deudores Alimentarios recordó que hay varios casos de mujeres que han denunciado este tipo de prácticas en el Cecofam en diversas ocasiones y lamentó la situación que atraviesa Carolina y su madre.

Por: Guadalupe Juárez
Editor: Guillermo Leal